miércoles, 11 de febrero de 2015

En el Ateneo de Madrid, lectura de Concha García de los Arcos (25 de enero de 2015)

"El que tiene imaginación, con qué facilidad saca de la nada un mundo", escribía Gustavo Adolfo Bécquer allá por el siglo XIX. Los que tuvimos la suerte de acompañar el domingo 25 de enero a Concha García de los Arcos y Alena Collar en la Sala de la Cacharrería del Ateneo de Madrid, en la Tertulia Pensamiento Marginal que con tanto acierto coordina María Sangüesa, no podemos estar más de acuerdo. Ambas nos hicieron cómplices de su imaginación, de su fantasía, y nos mostraron un mundo, su mundo, certero, inabarcable, pleno de color y de emociones, de calidez y cercanía.

Tras una breve presentación por parte de la anfitriona, las dos autoras intervinieron alternativamente. Concha García de los Arcos comenzó el turno de lectura. Sus cuentos, ambientados en Marruecos y en su Melilla natal, nos devolvieron la magia de la infancia, el brillo y el calor de la palabra vida. Desde un viejo laúd a una mochila de confidencias, todo cabe en la prosa de esta autora, en su visión a un tiempo acogedora y fascinante, en su mirada lúcida, certera, vivísima.

Después Alena Collar, con dos de sus libros bajo el brazo, Teatrerías y Estampaciones, reinventó para nosotros un universo poblado de seres fantásticos, criaturas varias que nos deslumbraron en una prosa exquisita llena de luz y de poesía. Tampoco faltaron en su lectura relatos más realistas con un toque de humor que no dejó a nadie indiferente.

Fue una tarde mágica, irrepetible, de las que, como dirían los taurinos, hacen afición. Unas invitadas de lujo para una tertulia absolutamente consolidada en el panorama cultural madrileño.

Ana Garrido

3 comentarios:

Maria Sangüesa dijo...

Muchas gracias, Ana, fue una tarde mágica con dos escritoras que nos llevaron a lo más alto de la imaginación y nos elevaron hacia mundos literarios tan distintos como hermosos. También disfrutamos mucho con las intervenciones de quienes, como tú, nos regalasteis vuestra presencia y vuestra voz. Tu crónica me parece muy acertada y muy bonita.
Te mando un fuerte abrazo y mi gratitud

Alena. Collar dijo...

Agradezco muchísimo la generosidad de esta reseña y la tarde en tan agradable compañía.
Fue un honor participar.

Ana Garrido Padilla dijo...

Gracias a las dos. Siempre es un lujo compartir con personas tan mágicas como vosotras, tan de verdad.

Un abrazo enorme. Y toda, toda la luz.